El 28 de enero, sábado, a las 13:30h en la Plaza del Cid:

CONCENTRACIÓN POR LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA.

 

El martes 31, proyección en la Sala Polisón de “Cerca de tus ojos”

El 29 de noviembre, a las 20h en la Sala Polisón.

Más información en la tarjeta de invitación:

Martes por los Derechos Humanos de Mayo:

Documental – Conferencia:

Al Frente:
3 mujeres palestinas

Ponente:

Alicia Alonso Merino, de Sodepaz Balamil

En el salón Rojo del Teatro Principal, el próximo 31 de mayo, a las 20h.

Dentro de los Martes por los Derechos Humanos, el próximo martes 26 de abril, a las 20h en la Sala Polisón del Teatro Principal:

La Lucha de América Latina contra las Multinacionales, La Defensa del Territorio

Contaremos con Patricia Rojas, de la organización peruana GRUFIDES.

Se trata de una de las activistas de Cuando La Tierra Llora: Operación Diablo (tráiler en este enlace).

Ampliar información en www.defensaterritorios.org

Paul Ríos • Coordinador de la organización pacifista Lokarri

Tiene 36 años, nació en Getxo (Vizcaya) y es licenciado en Derecho. La institución que dirige nació en 2006, justo antes de la anterior tregua de ETA. Es heredera de Elkarri, que se constituyó en el año 1992. Tiene por principios promover un acuerdo plural y una consulta popular como ejes de la conciliación para la resolución del problema vasco. Es partidario de legalizar Sortu para que una parte de la sociedad vasca tenga representación electoral.

Paul Rios pronunció ayer la conferencia ‘Hacia el final de la violencia en el País Vasco’ en un acto enmarcado en la iniciativa ‘Martes por los Derechos Humanos’ que organiza la Red Alternativa de Grupos.
Su organización está en contra de la ilegalización de Sortu como partido político. ¿Haber dejado a esta formación participar en las elecciones habría relanzado el denominado proceso de paz?
Creo que hubiera sido un avance importante para lograr en el futuro una convivencia inclusiva. Partimos de la idea de que no puede haber una convivencia respetuosa y real mientras continúe la violencia y la amenaza de ETA y mientras una parte de la ciudadanía no pueda expresarse electoralmente.
¿No considera usted que la vuelta a las instituciones de un partido vinculado a ETA hubiera estimulado el poder de una banda terrorista cada vez más debilitada?
Parto de la premisa de que se ha producido un cambio radical. La izquierda abertzale ilegalizada ejerce el liderazgo en su sector político y social, algo que ha logrado arrastrar a ETA hasta la situación de alto el fuego que se vive ahora. Y han hecho una apuesta decidida sin vuelta atrás por las vías exclusivamente pacíficas, sin violencia. Su presentación a las elecciones hubiera incentivado su liderazgo y hubiera contribuido a que la violencia de ETA estuviera todavía más injustificada. Antes la iniciativa política la llevaba ETA. En 2006, por ejemplo, la izquierda abertzale no tuvo la capacidad de impedir que ETA provocara la ruptura del proceso de paz (con el atentado de la T4 de Barajas).
Sortu rechaza la violencia de ETA. Pero no considera que sea de carácter terrorista y no la condena. ¿Es tan difícil emitir una condena tal como establece la Ley de Partidos?
Eso es entrar en términos semánticos. Lo fundamental es que cuando presentaron los estatutos rechazaron la violencia de ETA, cualquier tipo de violencia terrorista. Y lo más importante, aseguraron que expulsarían del partido a cualquier militante que use, ampare o justifique la violencia. Son pruebas de que su apuesta es sincera. Hay quien alega que puede ser otro engaño. Pero si fuera así, el Estado tiene herramientas para evitar los daños que se puedan generar. Si luego no rechazara la violencia de ETA, la Ley Electoral permite retirar de sus cargos a los políticos que no rechacen la violencia.
Lo que ocurre es que una vez en las instituciones la banda cuenta con una vía de financiación que ahora no tiene.
Eso es discutible. Pero en cualquier caso. Con la reforma de la Ley Electoral se puede retirar el acta de concejal a cualquier persona que apoye la violencia.
¿Por qué ETA, si de verdad quiere alcanzar la paz, no anuncia el abandono total y unilateral de las armas y permite que organismos internacionales realicen una comprobación formal de su promesa?
Es lo que a mí me gustaría. Sería un paso decisivo que ETA deje definitivamente la violencia. Pero estas cosas no se producen de la noche a la mañana. En 2009, como comprobasteis en Burgos, ETA seguía pensando que debía seguir haciendo actos terroristas. Ahora ha decretado un alto el fuego porque, entre otras razones, la izquierda abertzale reclama el cese de la violencia para dejar paso a la acción política.
¿Es posible que ETA haya decretado el alto el fuego para, ahora que las acciones policiales la han debilitado, intentar ganar tiempo y rearmarse?
Ya me gustaría saberlo. En esta ocasión hay un hecho diferenciador. Tengo la constancia de que si ETA vuelve a la violencia se va a encontrar con el rechazo expreso de la izquierda abertzale. Si se produjera un atentado como el de la casa cuartel de Burgos, esa izquierda lo rechazaría y si no lo hace a mí me decepcionaría.
En su opinión, ¿qué pasos ha de dar la sociedad y la propia banda terrorista para el cese total de la violencia?
ETA debe dejar las armas. La verificación del alto el fuego llevará su tiempo pero el objetivo debe ser el cese total. A nivel social hay que trabajar para asentar una convivencia que evite los errores y sufrimientos del pasado. Hay que reparar las fracturas sociales, reparar el sufrimiento de las víctimas, trabajar por una memoria inclusiva sobre lo que ha pasado en los últimos años. En resumen, hay que trabajar por una reconciliación social.
¿Considera que, como ocurrió en Irlanda, una parte de ETA apuesta por la paz, pero existe el riesgo de que aparezca una ETA auténtica que se niegue a asumir un proceso que terminaría con lo que ya constituye una forma de vida?
El riesgo existe. Es importante que a este alto el fuego ETA ha llegado unida. En caso de escisión, nos estaríamos enfrentando a un problema diferente. Todo se reduciría a un problema policial. El IRA ahora mismo intenta evitar las actividades del IRA auténtico. Y éste no tiene detrás apoyo social.

 

El 22 de febrero, a las 20h en la Sala Polisón del Teatro Principal:

Movilizaciones Populares en Países Árabes
Túnez, Egipto, Yemen…

Por Carmen Ruiz Bravo-Villasante.
Ex Catedrática de Literatura y Pensamientos Árabes Modernos de la Universidad Autónoma de Madrid

Martes 25 de enero, 20:15h en la Sala Polisón
Comercio de Armas y Derechos Humanos
A cargo de Carlos Sancho, de Amnistía Internacional.

Viernes 28 de enero, 20:15h en los Cines Van Golem
Película: 5 minutos de gloria
Mejor dirección en el Festival de Sundance. Interpretada por Liam Neeson.

Domingo 30 de enero, 13h en la Plaza Mayor
Concentración por la Paz y la No Violencia